sábado, 28 de abril de 2012

Dinámica del verso


El verso no se detiene
en  las notas a pie de página,
no requiere de soledades de pared
y no se oculta en la penúltima vagina.

El verso amanece
en la frente del espejo
y muere casi siempre en el papel,
anochece solo en compañía de la duda.

En cada línea pregunta
por la sonrisa deicida en el espejo
y canta solo si es de día.

En cada rima angustia
la línea desnuda de la noche
y anochece casi siempre luego.




jueves, 26 de abril de 2012

Cuántas caricias negó la duda


Para la bella extranjera.

Esta es la escena, un par de nostalgias,
pues no somos la mitad de las palabras,
tierno es el desdén,
una tilde va de costado y llueve, esquiva y sangra,
desde hace poco, imagina cuántas venas tiene todavía.

Tu noche lame mil versos
y olvida decirte buenos días,
dime una vez más, la última,
cuántas caricias negó la duda.

Esta es la escena, un par de nostalgias
oprimen el deseo, las manos sangran
también en primavera,
mientras tanto, el ardor en los espejos
dibuja, cada día, una mitad en celo.

Tu noche escribe mil versos
y olvida decirte buenos días,
dime una vez más, la última
cuántas caricias negó la duda.

Esta es la escena, un par de cuentos,
algunas voces y tu sino en el bolsillo,
tierno es el desdén,
un reloj se niega a usar preservativo,
desde hace tanto, imagina cuántas noches tiene todavía.


Tu noche escribe mil versos
y olvida decirte buenos días,
dime una vez más, la última,
cuántas dudas negó la caricia.


miércoles, 25 de abril de 2012

Cuento sin palabras


Aquí, bebiendo una taza de café sin azúcar y sin moral. Estoy escribiendo con tu voz hasta quedarme ciego y escuchando tu mirada hasta quererte. Al amanecer, nos olvidaremos el uno al otro, y seremos felices otra vez en nuestro cuento sin palabras.

domingo, 22 de abril de 2012

Te secuestran tantas ganas


A veces es también
somos es tal vez
dejando en parte una forma

tú tal vez te hayas ido
te secuestren tantas
firmas y decidas

a veces es tal vez
y mañana vendrá
el otro quizás

dejando en parte una norma
te secuestran tantas
ganas de amar

tú tal vez no lo sepas
a veces nadie lo sabe
incluso te amaré

a veces es también
una forma de dejarte
el otro quizás

a veces y no fiel
vendré a decirte
te amo y será

también a veces.



miércoles, 18 de abril de 2012

But not for me


Para la bella extranjera.

Tal vez queremos con la escritura de otro
y recordamos aquello,
inútil, aunque cueste y demuestre lo contagio
y preguntamos antes de amanecer
cuántas canas de tomar el pelo

le tengo miedo
le tengo miedo al amanecer
le tengo mientras en el bolsillo
y espero devolvérselas nunca
le tengo miedo al amanecer

la tengo al alcance de las manos
al alcance de los versos,
aunque cueste preguntarnos
cuál de todas es ella
la que vendrá y tomará el alcázar

tal vez porque las voces despiertan
desiertos en do menor y agreden
tal vez queremos con la escritura de otro
de alguien menos perverso que mortal
la tengo al alcance de una regresión

detengo miedo
detengo miedo al anochecer
detengo, mientras ella busca mi norma
no existe una distancia para equivocarnos
le tengo miedo al amanecer.



viernes, 13 de abril de 2012

Poema suicida


Al hacerlo,
solo un verso cotidiano,
al escribirte,
un descuido ejecuta
los desiertos,
las ganas de morir son muchas
y no caben en la vida.

Tus dedos,
en la esquina
herida del poema,
señalan
el color ternura
del rencor,
las ganas de morir son muchas
y no caben en la vida.

Al escribirte,
sólo un verso cotidiano,
al olvido
poco le importa
nuestro libre albedrío,
las ganas de escribir son dudas
y no caben en la muerte.

Reflejo

El espejo también duda de nuestro reflejo.

jueves, 12 de abril de 2012

Lo que más me gusta de ti


Lo que más me gusta de ti es la influencia que ejerces sobre los uni-versos y los desastres sublunares.

Nunca

Nunca es un lugar y es una herida, es también una porción insensible de tiempo, un bonito disfraz para negar todo o nada.

Tantas palabras


Tantas palabras que invento y tantos sueños vedados, tangos muertos y desmanes, tantos libros cerrados para decirte que no te amo si te amo.

miércoles, 11 de abril de 2012

En una mirada



Porque inventamos todo,
porque la duda invierte
en nosotros demasiado,
porque los doce muy poco.

Tal vez dejemos el por qué,
un lugar lleno de mientras fugaces,
tal vez condenemos al orgullo,
por ahora, algún  tibio deseo

corrompe en rededor, 
mágica voz en truenos, 
incluye cierto roce tuyo.

Porque inventamos todo, 
tal vez dejemos el por qué
en una mirada te quiero.

domingo, 8 de abril de 2012

No sabemos cuántas palabras tiene una palabra


Nos quejamos de la debilidad de las fuentes de luz,
no sabemos qué decir cuando las voces apagan el fuego,
nos quejamos muy poco de los fuertes, amantes del poder.

No sabemos cuántas letras tiene una nostalgia,
leemos los poemas desde el final,
nos tomamos de la mano para abandonar la procesión.

Nos quejamos de nuestro reflejo,
no sabemos qué sentir cuando las voces allanan,
nos quejamos muy poco de la nada.

No sabemos cuántas palabras tiene una palabra,
leemos nuestra boca en voz baja,
nos quejamos de la luz y de la oscuridad.

No necesita un adjetivo


La quise tantas veces de la misma forma. La amé tanto y también demasiado (esta palabra alguna vez será olvidada). Ejecuté dos piezas de ajedrez en la tercera jugada y aun así nadie pudo nunca encontrar mi cadáver.

sábado, 7 de abril de 2012

Confesión


Acabo de morir,
es verdad y mejor no decirlo.
Acabo de tentar misas
y fuentes infrecuentes.

Al cabo, ya no quiero vivir,
es verdad, amar no cuesta mucho.
Al fin y acabo de morir
y tus piernas siguen abiertas.

Es verdad, te quiero
demasiado como para morirte,
es verdad que no te amo
como para matarme, al menos entero.

Acabo de morir,
en tus venas, en tu frente.
Al fin y al cabo,
te deseo lo suficiente como para matar.

Te amo y prendo un cigarrillo,
no para fumarlo, sino para
que el humo acaricie tu mejilla,
al fin y al cabo se muere dentro.

Acabo de morir, de amor
y de tantas otras costras.
Acabo de tejer una mentira
sin hilos ni remolinos versos.

Al fin y al cabo,
te amo demasiado poco.

jueves, 5 de abril de 2012

Inclusión de látex


Para la hermosa Luna,
aunque le falten vocales primerizas
en la enésima consonante.


Debajo,
entre la muchedumbre,
al costado del tráfico,
casi vencido y cabizbajo,
entre tanto billete ardiente.

El sonido ejecuta un solo
de amar y sale al final
de la oscuridad,
en cierto sentido,
existir es ocultar un mensaje.

Acaricio cada lengua
que describes,
 y antes de tiempo un veneno,
testigo del tierno,
imagina un desdén.

Hacemos del signo
una inclusión de látex,
inventamos fragmentos,
libres de martes
amantes sin relojes.

El eco pequeño y distante,
tu mirada sobre la mía,
y las fragancias,
fieles al pago anticipado,
destituyen adioses de amor.

Cómo cantar un poema
aquí, después del orgasmo.
Cómo no mirar tus ojos,
guardar tu sonrisa
y contar un vuelo aparte.

Adiós es tan solo
algún otro proverbio fácil,
qué códigos nos faltan,
qué ternura despertará,
a medianoche, tu ausencia.


domingo, 1 de abril de 2012

De perfil


Para la bella extranjera.

De perfil,
como al olvido,
te miro y entrego
mis musas
al destierro.


De perfil,
tierno equilibrio
y al romperse,
mis dedos
recogen silencios.


Casi desnuda,
incluyo tu silueta
en la descripción
de versos duetos,
de perfil amarte.


Así y tal vez,
no es amor ni pecado,
no es la vida juntos,
pero quizás,
ternura en la tumba.


De perfil y fuerte,
por ahora, nosotros
es ningún libreto,
apenas un cuento,
que el día hiberna.


De perfil,
no para amarte
mientras el verbo
indigne con adverbios,
de perfil mirarte.